Dice Sergi Pàmies

Miércoles, 25 de abril de 2018

Sergi Pàmies

Eterno Rubianes

Lunes, 16 de abril de 2018

Pepe Rubianes sigue siendo uno de los personajes más queridos y recordados de Catalunya. No importa que, desgraciadamente, nos dejará hace unos años. El cariño sigue ahí. Se acumula, duele su ausencia.

El pasado domingo tuvimos el honor de asistir a la inauguración de su calle en la Barceloneta. Un "pedazo de calle, nene" que diría él. El Rubianes descreído y sardónico al que todo "se la pelaba", aunque no fuera cierto del todo. También era sentimental, cariñoso y con un alma de bufón pegada a la calle, la oreja siempre puesta en el sentido común y la verdad de la gente que él amplificaba a su manera, con sus maneras.

Hizo del exabrupto (siempre merecido por sus destinatarios) un arte. Hizo poesía surrealista, viajó como un loco, se inventó vidas y lo contó desde los escenarios para deleite de las masas. Las masas buenas. Las críticas y libres que no tragan con el sistema. El se encargaba de desenmascararlo función a función. Era un género en si mismo. Ese Pepe paseante urbano, estaría encantado con su calle. Porque se la merece. Así lo sentíamos todos durante el acto. Uno de los más bonitos y a la vez tristes que me ha tocado vivir. Al lado del mar. Con un sol que nos derretía, como si el propio Rubianes dijera "ya os traigo yo la primavera, mamones. Que no sabéis hacer nada sin mi". Y tendría razón...

Y sigue lloviendo en Madrid

Miércoles, 14 de marzo de 2018

No recuerdo el último día de sol. ¿Hace un mes? ¿Un mes y medio? Como persona mediterránea que soy, no salgo de mi asombro ni de debajo del paraguas. Parece que vivamos en Londres o Berlín. Menos mal que hay banderas españolas por todas partes y así te geolocalizas.

Ver llover

Ellas

Viernes, 9 de marzo de 2018

Estas son casi todas las mujeres que trabajan en Late Motiv. El pasado jueves, como miles y miles, dieron un buen golpe en la mesa de una sociedad injusta y desequilibrada. Tomaron las calles y nuestra conciencia. No podemos hacer otra cosa que apartarnos, hacernos a un lado y dejar que el sentido común haga el resto. Por fin y de una vez por todas. Por todas y por todos. Por un mundo mejor. Bueno, nuestros gobernantes también podrían poner de su parte y hacer su trabajo. Deberían escuchar el clamor histórico y popular, vaciarlo de politiqueo y tomar decisiones ya. Ahora es el momento. Somos diferentes tras el 8M. Por fin.

Ellas

Lunes

Lunes, 13 de noviembre de 2017

Lunes