Próximamente

Viernes, 20 de junio de 2014

Formentera

Vacaciones baratas

Miércoles, 30 de octubre de 2013

Tal como está la situación, no sería mala idea que nos planteáramos unas vacaciones que consistirían en mirar el mar todo el rato. Esta familia de turistas ya lo ha puesto en práctica en Menorca. El mar nunca decepciona. Hay algunos (los "marescépticos") que lo consideran repetitivo y sobrevalorado. Recuerdo, por ejemplo, una canción del gran Javier Krahe en la que dice: "Mirar el mar. Qué redundancia, con esas olas dándose importancia". Quizás tenga razón, pero no me negarán que es un espectáculo soberbio, libre, con música de fondo y una verdadera orgía de tonos azules. Y lo más importante: de momento es gratuito, aunque será mejor no dar ideas. Mirar el mar te lava la cara con su aire salado, te despeina hasta las malas ideas y terminas como nuevo. Yo lo dejo ahí.

"Fotodiario" en El Periódico

Vacaciones baratas

La tentación

Jueves, 24 de octubre de 2013

Sucede siempre durante las vacaciones. Hay un lugar, un momento, en el que se te pasa por la cabeza. Luego, desaparece. Es una tentación en toda regla. Piensas: "¿Y si me quedo aquí para siempre? Ya que esto es tan bonito y yo estoy tan bien, ¿por qué no rompo con mi vida anterior y empiezo una nueva en este preciso instante?". Se reconoce a la persona que está pensando algo así por la pequeña sonrisa que ilumina su cara y la luz que desprende. Pero luego, sin saber por qué, la tentación se queda muda, no habla y volvemos a casa. Algunos lo llaman sentido común. Otros, sencillamente, miedo.

"Fotodiario" en El Periódico

La tentación

La duda de Mel

Jueves, 7 de junio de 2012

Mi perro Mel tiene una duda: no sabe si bañarse en el mar o no. Le atrae y le da miedo a partes iguales. Lo resuelve, acercándose a la orilla, mojándose y "haciendo pie", nunca nada. Es muy reservado y calculador. Arriesga lo justo. Hay muchas personas así.

Mel

La mujer misteriosa

Martes, 5 de junio de 2012

Una diminuta silueta de plástico de una mujer sin rostro. Una playa muy lejana y casi abandonada. Un día maravilloso, un mar bramando por todas partes como un gigantesco animal... Todo eso es lo que estaba pasando y sintiendo cuando me topé con el hallazgo. Llevaba mi cámara, como siempre. Pensé: "Esto es una foto", como casi siempre. Y la tomé. Y me quedé pensando un buen rato en la carga poética de la imagen. Y sonó en mi cabeza la rumba de Peret. "Una lágrima cayó en la arena". No encajaba del todo...

Fui a coger la silueta, pero a mitad de camino me detuve. "No". Allí dejé a la mujer misteriosa para que otro buscador intente interpretarlo. Sigue el misterio.

"Fotodiario" en El Periódico

La mujer misteriosa