Barcelona

Martes, 27 de diciembre de 2016

Qué buena cara se te queda cuando las cosas salen bien. Y mucho más cuando "la cosa" es un pedazo de reto: sacar un show grande de su plató habitual y llevarlo a un teatro. Casi sin ensayos ni pruebas. Confiando en la profesionalidad de un equipo impresionante, espoleado por la ilusión y confiando en un buen público, en este caso Barcelona.

Y salió bien. Bien no, muy bien. Y no se imaginan la ilusión que nos hizo. Durante los tres días en Barcelona una emoción muy especial marcó todos los momentos televisivos que vivimos. Todos. Cuando esto sucede (que no es fácil) te sientes especial y afortunado. Así lo vivimos. Quiero volver a agradecer al equipo su pasión y entrega, a los invitados todo su apoyo y al público esa manera de decirnos que nos quieren. Lo que yo quiero es volver a salir y hacer televisión ante miles de personas. Vibrar y disfrutar con ellos y para ellos. Reír, emocionarnos, con buenos invitados y música en directo. ¿Quién no quiere eso?

Ganarse las vacaciones

Viernes, 29 de julio de 2016

Siempre he pensado que las vacaciones deben "ganarse" o "merecerse". Cuando esto sucede son mejores, se disfrutan más y funcionan como pulmón (para luego volver a la carga). Cuando paras después de haber trabajado bien, rodeado de buenos profesionales y en un proyecto sólido y con futuro, una mueca de satisfacción aflora en tu rostro. Entonces todo encaja, todo tiene sentido: el esfuerzo, el descanso, son fases de un buen momento. Las dos se complementan y las cosas tienen un sentido. Así es como me gusta sentirme y así es como me siento ahora después de la primera temporada de "Late Motiv" en #0.

Les dije a mis compañeros en una breve charla que notaba como si me hubiera reenamorado de la tele y que ellos, por supuesto, tenían toda la "culpa". Desde el primer momento, allá por el mes de Noviembre, nos dimos cuenta de que teníamos algo bueno entre manos. Algo que nos ilusionaba, nos podía dignificar y divertir. Teníamos ganas, teníamos medios y confiaban en nosotros. ¡No podíamos fallar! Nos pusimos todos manos a la obra con la pasión que estos programas requieren porque son un reflejo en HD de tu estado de ánimo, de tu vitalidad personal y artística. Nos esforzamos tratando de ganar terreno seguro cada noche, de crecer y de pasarlo bien. Si lo hacíamos, podíamos traspasar la pantalla con esa sensación y comunicarla a nuestros espectadores. Esos a los que siempre respeto por encima de todo. Cada día más. Bueno pues espero que lo hayamos conseguido en esta primera fase. Yo creo que sí y mira que soy muy exigente conmigo mismo.

Queda mucho trabajo, como siempre, pero lo haremos con la cabeza bien alta. Intentaremos seguir evolucionando, sorprendiendo y convocando a los mejores invitados, músicos y cómicos del mundo.

Quisiera volver a agradecer a todos mis compañeros su dedicación, su complicidad y su amabilidad. Y a nuestros seguidores que nos siguen en la tele de pago o nos pescan en las redes. Notamos su aliento. Y por supuesto a Movistar y #0 porque su apuesta se ha convertido en nuestro trabajo. Hay que ser agradecido.

Después del último programa, fuimos todos a tomar una copa. La banda tocó. Estábamos cansados pero contentos. Bebimos, reímos, cantamos y nos deseamos un buen descanso. Eso es el éxito.

'Late Motiv'

No podré olvidar Lesbos

Martes, 17 de mayo de 2016

No podré y no querré. Todo lo vivido y contado con cooperantes y refugiados nos ha calado a todos muy hondo. Sabíamos que seguíamos un instinto y eso nos ha conectado con las emociones y ellas, a su vez, con un montón de buena gente. Ese tipo de gente con la que quieres estar y para los que quieres hacer televisión.

Los espectadores también han entendido el cambio de registro por un día. No lo dudaba pero me preocupaba un poco. Gracias, muchas gracias. Todavía creo que la tele, a veces, puede ser un buen abrelatas. Puede y debe abrir conciencias, denunciar, ser un espejo puesto delante de la realidad. Sí, vale, la tele es para distraernos pero también puede hacernos pensar al mismo tiempo. Hay momentos para reír —muy necesario— pero luego la vida te recuerda que está llena de trampas de gente desfavorecida y vulnerable. Eso no tiene gracia, entonces... ¿por qué no contarlo?

Hoy vuelvo a agradecer de corazón a todos aquellos que sumaron, se esforzaron y se unieron al proyecto de "Late Motiv en Lesbos". Todo en un tiempo récord lo cual no deja de asombrarme y hacerme sentir muy orgulloso.

Serrat, Oscar (Proactiva), Nico, cooperantes, regugiados, Samuel, #0 y mi gran equipo de compañeros de "Late Motiv". No olvidaremos Lesbos ni lo que supone ni como nos ha transformado. Volvemos a la comedia, por supuesto, pero habrá que seguir teniendo la maleta a punto y el instinto afilado.

Lesbos

El tito George

Lunes, 15 de febrero de 2016

Le gusta que le llamen así: "tito George". Un tipo entrañable y muy buen compañero de rodaje. Cuando vino a hablar de lo suyo no pudimos evitar hablar también de "El pregón", donde (re)aparece en el cine. Y lo hace como un clásico generoso. Al servicio del proyecto. Me ha encantado conocerle y le deseo lo mejor para su "Qué fue..." Carismático y autoparódico. Bien Jorge, bien "tito" George.

Tito George

El efecto Llimoo

Martes, 9 de febrero de 2016

Llimoo (¿qué demonios signfica?) parece que no esté pero está. Vaya si está. Va abriéndose camino y la noche de los Goya dio un buen paso adelante con sus reportajes.

Llimoo practica la incomodidad amable. El pseudoperiodismo gracioso. Es un faltón que cae bien. Tiene algo de entreñable, de fallón que esconde algo. Parece que llevara ahí mucho tiempo y quizás sea verdad.

Llimoo