Los malabaristas del humor

Martes, 19 de abril de 2016

Es una viñeta de hace más de un año pero sigue vigente. Siempre lo estará. Por desgracia. O no. El gran Eneko refleja los continuos equilibrismos de palabras y de ideas que manejan (o deberíamos hacerlo) los humoristas. Decir sin que lo parezca. O sí: ir de cara con la risa por bandera. Señalar riendo y abriendo las mentes. Dejar la carretera principal de la corrección y el discurso único e interesado para coger las secundarias del sentido común, del sentir popular, el latido de la calle, de los bares, de la gente normal. Ahí nace el humor.

"Los cómicos hacen reír y los humoristas además hacen pensar" —dejó dicho George Burns—. Buf!!! Que responsabilidad pero como mola!!! Los humoristas: tan necesarios como vigilados. Tan celebrados como temidos. Quizás en la adrenalina de esa búsqueda constante, de esos malabarismos, ese driblar al poder, esa provocación pura y dura cargada de complicidad con sus seguidores, reside su atractivo y su adicción. Porque esto es una adicción (legal, de momento) en toda regla.

El humorista

(Des)Esperar

Martes, 29 de marzo de 2016

A la vuelta de la Semana Santa, regresé otra vez a la rutina de los aviones, esos autobuses con alas. Barcelona-Madrid-Barcelona-Madrid y así hasta el infinito y más allá. Lo que sucedió es que el vuelo esa tarde no despegaba. "Causas ajenas a nuestra voluntad", dijeron, que es uno de los argumentos más genéricos y socorridos que hay. Sirve para casi todo. Bueno, pues a esperar. Mucho. Demasiado diría yo. Más de una hora para que nos diera pista como si nos la fuéramos a quedar para siempre. Solo la necesitábamos un momento para coger carrerilla y salir pitando. Pues no. A esperar.

Tengo la costumbre de hacer garabatos en las revistas pero claro, esta vez me dio tiempo para todo y más. Una pena que no llevara óleos en mi mochila. Hubiera plantado el caballete en ese avión de Iberia. Un avión que no volaba. Una negación. Desesperante. Aquí dejo la prueba.

(Des)Esperar

Y ahora...

Lunes, 21 de marzo de 2016

Un poquito de descanso que también nos lo merecemos. Un poquito de mar, de un cierto silencio, un no hacer nada. Hay que parar para volver. Porque siempre volvemos. Y no olviden ir al cine. Hay una peli que se llama "El pregón". Dicen que es muy graciosa.

Descanso

Para los que han perdido la esperanza

Jueves, 10 de marzo de 2016

Una mujer en la calle

Viernes, 4 de marzo de 2016

Mirar hacia abajo y descubrir que una mujer te mira. Una foto de carné olvidada o perdida. Una colilla al lado como si alguien se hubiera cansado de esperar ahí. Y la mujer sigue mirando desde un carné imposible. No pude hacer otra cosa que recogerla. La llevo encima y así puedo acordarme de alguien que no conozco.

Una mujer en la calle