Los premios Gaudí

Lunes, 4 de febrero de 2013

Hoy estoy cansado pero contento. Siento esa satisfacción que compensa el esfuerzo, algo muy agradable. Anoche hicimos la quinta edición de los Premis Gaudí del Cinema Català y creo, sinceramente, que quedó muy bien. No era fácil. Nada es fácil. Debo compartir el buen resultado de la gala con el enorme talento de todos los que me han rodeado.

Una gala de estas características es un verdadero enjambre de profesionales que se dejan hasta el último aliento en favor del espectáculo. Es como construir un barco que solo navegará unas horas. Una locura. La lista es muy larga: desde los jóvenes brillantes del ESCAC con los que rodamos el corto de entrada, hasta los equipos técnicos, de guión, vestuario, maquillaje, producción y muchos más. La situación actual no permite la contratación de un gran número de profesionales, así que la presión sobre los escogidos se multiplica. Otro reto (superado) para todos ellos. Gracias a todos los actores y directores que "jugaron" con nosotros, a TV3 por redoblar su apuesta televisiva y, sobretodo, a la Academia Catalana del Cinema por confiar en EL TERRAT. La verdad es que llevamos un buen número de eventos de estos. ¿Nos estaremos especializando?

Yo me lo pasé muy bien. Volví a sentir ese cosquilleo (una mezcla de adrenalina, nervios y emoción) de las buenas noches televisivas. Es lo que más me gusta en este mundo. Lo mejor es haber gustado a la gente del cine catalán porque de eso se trataba. Era su fiesta. Misión cumplida. Recuperé un Gaudí de chocolate, dije lo que quise, me puse el traje azul más feo de la historia y tuve la sensación de estar en el sitio adecuado, con el equipo perfecto y ante un público amigo. Pensé que me tomaría un día de descanso y es lo único que no voy a cumplir. Hace un día maravilloso en Barcelona, la comedia me ha rejuvenecido un poco y voy a "aprovechar" el tirón emocional. Gràcies a tots!!! Y ahora ¿qué hay que hacer?

Andreu Buenafuente i els Premis Gaudí

Woody Allen
como Groucho Marx

Viernes, 4 de enero de 2013

Todos los genios acaban pareciéndose.

Woody Allen

Próximamente

Lunes, 31 de diciembre de 2012

Los Premios Gaudí. La gran gala del cinema català. Ya hemos rodado algún material y lo mejor está por llegar...

Preparación Premios Gaudí

La suerte

Martes, 16 de octubre de 2012

La verdad es que no creo mucho en la suerte, dicho sea de entrada. No sé lo que es, qué cara tiene, por dónde se mueve, cómo puedes detectarla... Me pasa como con la religión: no la entiendo pero me interesa. Este chiringuito playero guardaba un pequeño detalle en su puerta trasera. Se trata de una herradura (decorada) que interpreté como un amuleto para atraer la suerte. O, quizás, para no dejar que se escapara por la puerta abierta. La verdad es que el chiringuito iba viento en popa. Hacía calor y los bañistas se acercaban a tomar sus cervezas, sus helados y sus refrescos. ¿Eso era suerte o era el clima?

"Fotodiario" en El Periódico

La suerte

El cine español

Miércoles, 10 de octubre de 2012

Esta foto está tomada en el rodaje de una película de cine. De cine español, hecho por los profesionales de aquí que, a la dureza de unas condiciones de competencia con Hollywood, ahora deben sumar el aumento del IVA en las entradas. Me parecía interesante recordar que el cine español (siempre sujeto a ese carácter cainita nuestro) no son solo las caras conocidas o los que ganan los Goya. El cine español son miles de trabajadores que iluminan, maquillan, construyen decorados, sonorizan, conducen coches, se dejan el alma (y muchas veces el dinero) por algo que les gusta y, lo más importante, es su trabajo.

Me molesta mucho cuando se cargan las tintas contra el cine español por el posicionamiento progresista de algunos de sus actores. Primero, porque en un país normal no debería criminalizarse una opinión política. ¿Hay libertad o no? Y segundo, porque es un colectivo profesional como cualquier otro.

"Fotodiario" en El Periódico

El cine español